BOHO WEDDING

Leah&Nathan… Una boda de destino.

Decidieron cumplir el sueño que tenían en mente realizando su boda en Málaga. Nos contactaron a través de instagram, buscaban una wedding planner en Málaga para organizar su boda más soñada y así comenzó todo, se enamoraron de una sesión que realizamos en la finca donde se casaban y fue amor a primera vista, nos querían sí o sí en su boda.

Nos enamoraron desde el primer momento que nos escribieron, el primer contacto por parte de ellos fue muy especial, sus palabras eran pura bondad y nuestro trabajo les alucinó. Damos gracias al destino porque nos han brindado la oportunidad de poder seguir hacia delante con su boda afrontando viento y marea en plena pandemia y siendo así, nuestro única boda de 2020.

Leah es una chica muy especial, con un rollazo increíble, un estilo muy plasmado y marcado, con las ideas bastante claras, decidida y atrevida, con un gran corazón, amante de la moda, de la decoración y de las últimas tendencias.

Nathan es un chico muy amable, organizado, con un estilo también muy diferenciado, con una gran personalidad, le encanta el mundo de los eventos, con lo cual es planificado y detallista.

Se vistieron en la misma villa, junto a sus familiares y amigos, ya que fue una boda muy íntima, tan sólo 38 invitados, los cuales se quedaron todos en la misma durante unos días para disfrutar de España.

     

     

      

      

Leah quería para su ceremonia un lugar con un fondo muy natural, lleno de vegetación, acogedor, algo diferente, donde pudiéramos formar una atmósfera donde todo tuviera sentido y fuese algo mágico.

Al realizar unas de la inspecciones en la villa, descubrimos un rincón idílico y con un potencial enorme pero bastante disimulado, nuestra vista no falló, realizamos la ceremonia en un fondo que encontramos lleno de cortaderas y humedales, era el lugar perfecto para plasmar la idea de nuestra querida pareja.

      

      

       

     

      

     

     

      

     

      

     

     

     

      

      

Después de las fotos familiares, la sesión de fotos de nuestra pareja y los saludos que recibieron, pasamos a los invitados al cóctel.

Llegadas así las 20.30h nuestra pareja pasó a ver el resultado de montaje de mesas junto a los invitados.

Para el diseño de estas mesas, utilizamos como Leah quería, una paleta de color muy neutral, utilizando así diferentes tonos blancos, tonos crema, dorados, cristalería labrada tanto en las copas como en los porta velas, sillones de ratán, sillas de bambú y una decoración alucinante de flores preservadas.

Una explosión brutal literalmente hablando.

Pudieron disfrutar de una noche perfecta junto a un buffet libre vegano.

     

     

     

     

     

     

     

Terminada la cena, pasamos a la zona del baile, la cual decoramos con diferentes sillones y sofás de terciopelo, alfombras étnicas, un rincón de maquillaje de brillo para que las chicas se sentaran y pintaran la cara con brillantinas.

En este lugar fue donde todos dieron su máximo esplendor y disfrutar hasta la madrugada de momentos únicos.

      

      

      

     

          

          

     

Queremos agradecer a nuestra pareja todo el cariño que han mostrado hacia nosotras los 2 años que llevamos planeando su boda junto a ellos, gracias mil por confiar en nosotras, porque si algo hemos aprendido con vosotros, es que no hay «no es mi momento» si no, vamos a tirar hacia delante hasta el final de nuestra boda, pase lo que pase porque «el amor no tiene tiempo ni tiene fecha».

Deseamos con toda nuestra alma, que seáis felices y os acompañéis siempre de esa sonrisa que tenéis de uno hacia el otro, porque es especial todo lo que os rodea.

Gracias siempre a todos los proveedores que participan con nosotras en nuestras bodas, sin vosotros, nada sería posible.

Ceremonia: Eandco

Mobiliario decorativo: Decoración Chill Out

Mobiliario de mesas: Noe event

Wedding planner: Whiteandgold

Fotografías: Patriciaandtrevor

Vestido: Madewihtlovebridal